Tamara Gorro cierra un 2017 glorioso, en el que ha cumplido uno de sus sueños, de esos que jamás pensó que podría llegar a vivir. La colaboradora de televisión, casada desde hace años con el futbolista argentino Ezequiel Garay, se ha enfrentado en los últimos años a numerosos problemas para tener hijos, de tal calibre que ha intentado casi una veintena de tratamientos de reproducción asistida y hasta la adopción en varias ocasiones, optando finalmente por la gestación subrogada en Estados Unidos. Así nació su hija Shaila hace más de dos años y así pretendía que naciese su segundo hijo, pero después de intentarlo con la madre gestante y no salir bien, Tamara Gorro se preguntó porqué no intentarlo una vez ella. Y así, casi de forma increíble, Tamara Gorro lograba lo que llevaba años intentando: quedarse embarazada. Desde que anunció su embarazo, ha ido narrando semana a semana y en los últimos tiempos, día a día, cómo evolucionaba su embarazos, los problemas que le han surgido y cómo afrontaba cada etapa llena de ilusión y casi sin creerse lo que estaba pasando. En las últimas semanas Tamara Gorro tuvo que guardar reposo ante la amenaza de parto prematuro y rebajó su actividad por completo. Tras varias visitas a urgencias, un ingreso hospitalario que alarmó a sus fans y de nuevo semanas de reposo, Tamara Gorro daba a luz hace solo unos días a Antonio, su segundo hijo, y el primero que ella había podido llevar en su vientre. Este lunes, Tamara Gorro, que explicaba a sus fans que sufre anemia y está un poco débil y la recuperación está siendo más lenta, ha recibido el alta y se ha marchado a casa junto a su bebé.

El pasado sábado, era ella misma la que colgaba una imagen de su bebé en brazos de su padre, Ezequiel Garay, en el paritorio a los pocos minutos de nacer. «Familia virtual… ¡Vuestro sobrino Antonio está con nosotros! Creo que no hay mejor imagen para representar todo lo que me gustaría decir. Es imposible describir mis sentimientos, en pocas palabras… Otro sueño cumplido, su papá fue el primero en cogerle, que sensación tan bonita al verlo. Tengo muchas ganas de que veáis esa carita tan preciosa que tiene… (Ahora lo que importa es haceros saber que estamos bien. Perdonad que antes no os haya escrito, el día de ayer fue muy largo y estaba KO», explicaba.